De entre los deportes extremos que más popularidad han cobrado en México, en años recientes, hay que mencionar al rafting, es decir, el descenso en ríos. Lo anterior se explica primero, por la riqueza hidrográfica de nuestra nación, abundante en ríos y cuerpos de agua propicios para desarrollar esta práctica recreativa. Pero además, han sido creadas diversas asociaciones y organismos promotores del rafting, lo cual ha ayudado a dar a conocer los riesgos que existen y las medidas que se deben tomar, con relación a este deporte. De tal modo que, hoy en día, muchas personas pueden gozar de las emociones del rafting en México, pero sin los peligros que ello implicaba, todavía hace algunos años.

A tal grado a llegado la aceptación del rafting en México, que actualmente se le identifica como una de las dinámicas más atractivas del ecoturismo, ya que, además de la diversión trepidante que nos ofrece, al desarrollarlo, tenemos la oportunidad de contemplar las maravillas naturales de nuestro país: desde paisajes sublimes hasta asombrosas especies de flora y fauna.

No obstante, no todos los ríos son adecuados para el rafting. Los especialistas en esta disciplina han propuesto una serie de categorías que distingue a los ríos de acuerdo a su grado de dificultad. De tal modo que, algunos ríos son excelentes para los principiantes en el rafting, por su moderado caudal y otros, los de mayor intensidad, clasificados como superiores a tres, solo pueden ser navegados por deportistas experimentados.

A continuación, mencionaremos algunos ríos, localizados en el estado de Veracruz, que son ampliamente recomendables para la práctica del rafting:

Jalcomulco

Este río nos ofrece la ventaja de que se alimenta de las corrientes que caen del Pico de Orizaba y por lo tanto, se puede navegar por él, durante todos los meses del año. Algunos rápidos que incluye- con curiosos nombres como “el Chucky”, “la Bruja” o “la Cueva”, son un desafío de destreza, técnica y resistencia física.

Río Actopan

En medio de un entorno paradisíaco, este río de transparentes aguas incluye diversas olas, rápidos y riesgosas paredes, que pondrán a prueba tus habilidades en el rafting. La mayoría de sus rápidos son de clase tres, por lo cual conviene tomar precauciones.

Río Pescados

A través de un paisaje de cafetales y un plácido ambiente, fluye el río Pescados, el cual, de aguas bravías y un tanto turbias, cuenta con rápidos de clase tres y cuatro que ameritan ser superados, pero solo por los expertos en el rafting.

Río Antigua

Este es otro río solo recomendable solo para los deportistas del rafting con mucha experiencia. Y es que, muchos eligen navegarlo cuando está más crecido, en temporada de aguas, para aumentar así su nivel de dificultad y emociones. Precisamente, los rápidos del río Antigua que normalmente son de grado tres, en temporada de lluvias, llegan hasta el nivel cuatro.

Te ofrecemos variados artículos y complementos para la práctica del rafting o descenso en ríos en nuestra tienda virtual Mexplora, visítala, te esperamos

 

https://mexplora.myshopify.com/collections/rafting